06 abril 2014

La suficiencia de la Biblia

Texto: Salmos 19:7-11

Tema: La Suficiencia de la Biblia

I.- INTRODUCCIÓN

-Pregunta: ¿Qué es la doctrina de la suficiencia de la Escritura? ¿Qué significa que la Biblia es suficiente?


Respuesta:

La doctrina de la suficiencia de la Escritura es un principio fundamental de la fe cristiana. Decir que las Escrituras son suficientes, significa que la Biblia es todo lo que necesitamos para equiparnos para una vida de fe y servicio. Nos proporciona una clara presentación de la intención de Dios para restaurar la relación rota entre Él y la humanidad a través de Su Hijo Jesucristo. La Biblia nos enseña acerca de la fe, la elección y salvación por los méritos de la muerte de Jesús en la cruz y Su resurrección. Ningún otro escrito es necesario para entender estas buenas nuevas, ni ningún otro escrito se requiere para equiparnos para una vida de fe.

Hoy en día la suficiencia de la Escritura está bajo ataque, y tristemente ese ataque proviene casi siempre de dentro de nuestras mismas iglesias. Técnicas mundanas de organización, métodos para atraer multitudes, entretenimiento, revelaciones no bíblicas, misticismo, y consejería psicológica, todos declaran que la Biblia y sus preceptos no son adecuados para vivir la vida cristiana. Pero Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen”. (Juan 10:27). Su voz es todo lo que necesitamos oír, y las Escrituras son Su voz, total y absolutamente suficiente.

El área individual

Muchos creyentes hoy actúan como si la Escritura ya no fuera más la dieta adecuada para nuestro desarrollo y crecimiento espiritual. En su lugar, en este siglo de la electrónica, la comunicación y los avances tecnológicos se han encontrado sustitutos para la Biblia: hay más programas musicales, más películas, más representaciones teatrales, más entretenimiento...

Lo peor todavía es que en muchos programas de radio y de televisión cristianos (como también en muchas iglesias) el énfasis está en todo el elemento preparatorio pero no central de música, representaciones, arte dramático, etc., y se da un tiempo corto o un lugar secundario a la Palabra de Dios.

La lectura y la exposición de la Palabra, la aplicación a nuestras vidas de sus enseñanzas, y el aprendizaje de la Palabra de Dios requieren esfuerzo, disciplina y tiempo. El hombre moderno busca cosas instantáneas, una vía corta. Es un ataque sutil y peligroso contra la idoneidad y suficiencia de la Palabra de Dios.

El área de la familia

Hoy se llega a dudar de que la Palabra de Dios de por sí sea todo lo que Dios quiere para resolver y rectificar los múltiples problemas del matrimonio y la familia modernos. ¿Qué está ocurriendo? El método, la aplicación y el consejo de la Palabra de Dios están siendo reemplazados por recetas humanas de sicólogos, por triquiñuelas y trucos, por cursos especiales para el matrimonio que podrán ser buenos pero evitan que nos concentremos en lo que la Biblia afirma sobre la familia. Cuando no se basan en la Palabra de Dios todas esas cosas son añadidura a la Biblia, y por otra parte socavar la idoneidad de la Palabra de Dios

El área de la comunidad cristiana

Hoy día es común tratar a 1a iglesia como si fuera una empresa, un negocio. Cuando se escoge un líder ya no se da preferencia a las características señaladas en 1 Timoteo y Tito, sino en especial las cualidades de un líder con "carisma", capaz de manejar (como en la industria) cantidades de gente para una buena producción. Y queremos aplicar en la iglesia técnicas seculares que, por más buenas que sean, no son la clave para edificar al cuerpo de Cristo. Es como decir que el aprendizaje y la aplicación de los principios de Dios no son suficientes.

El área de la sociología

Tomemos 3 ejemplos de temas candentes: La homosexualidad, el aborto y el rol de la mujer en la comunidad y en la iglesia. La perspectiva del mundo y la perspectiva bíblica están en conflicto (lo cual es de esperarse). Sin embargo, para nuestra vergüenza, mucho de lo que afirma el mundo está formando nuestras actitudes hacia estos y otros temas importantes. Es otra manera sutil de socavar la eficacia, idoneidad y suficiencia de la Palabra de Dios.

El área de la nueva revelación

Quizás el ataque más sutil pero más peligroso, se lleva a cabo dentro de la iglesia. Es el caso de las revelaciones extrabíblicas. Hoy día existe toda clase de profecías, "palabra del Señor", "el Señor me dijo", que están gobernando a un creciente número de iglesias y creyentes. En muchos casos las revelaciones extrabíblicas están por encima de la Palabra de Dios y resulta en una actitud de "no importa lo que dice la Biblia, el Espíritu de Dios me dijo..."

II.- DESARROLLO

1.- La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma: (7a) (Se refiere especialmente al Decálogo o Pentateuco). El precepto, el estatuto o dirección de Dios es íntegra, verdad, sin defecto y completa dando como resultado cambio, enderezar el camino, rescatar, restablecer y restaurar a una persona, una vida, el interior del ser humano.

2.- El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo: (7b) (Originalmente se refiere a los mandamientos escritos en tablas) El mandamiento o estatuto dado por Dios es seguro, confiable, duradero, firme, veraz y digno de confianza lo que da como resultado hacer hábil, sabio y más sabio en mente, palabra y acción al tonto, al ignorante y simple.

3.- Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: (8a) Lo que Dios ordena y manda es bueno, justo, razonable y sin altibajos dando como beneficio gozo, alegría y contentamiento en nuestra mente, en nuestro interior lo que se refleja en un rostro iluminado.

4.- El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos: (8b) El mandato, el mensaje, la orden y la palabra que viene de Dios es selecto, es alimento que aclara, ilumina, que enciende el aspecto, la cara, la presencia de una persona. Se elimina la anemia o desnutrición espiritual.

5.- Los juicios de Jehová son verdad, todos justos: (9b) La sentencia, el veredicto, la decisión y determinación de Jehová es verdadero, firme y seguros. Todos sus juicios son moralmente derechos y puros, Dios siempre tiene la razón.

6.- Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado: (10a) Son más deleitosos, muy amados, delicados, deliciosos, deseables, estimados, preciados y preciosos que el oro; mucho más que el oro puro, escogido. La Palabra de Dios debe ser nuestro mayor tesoro.

7.- Y dulces más que miel, y que la que destila del panal: (10b) Más dulce y suave que la miel o jarabe; más que todo lo que gotea de un panal de abejas. El alimento más dulce y suave debe ser la Palabra de Dios.

8.- Tu siervo es además amonestado con ellos: (11a) El cortesano, criado, esclavo y sirviente de Dios es también iluminado (mediante advertencia), aconsejado, advertido, apercibido, avisado, enseñado y guardado con los dichos de la boca de Dios. La Biblia es un faro en medio del tumultuoso y oscuro mar del mundo.

9.- En guardarlos hay grande galardón: (11b) El protegerlos, cuidarlos, atesorarlos, considerarlos, cumplirlos, ejercerlos, interesarse en ellos, meditarlos y seguirlos trae aparejado abundante, mucho, numeroso, suficiente y rico resultados y compensaciones.

III.- CONCLUSIÓN

Tal vez los versículos más enfáticos sobre el tema de la suficiencia de la Biblia vienen del libro de los Salmos. En el Salmo 19:7-14, David se regocija en la Palabra de Dios, declarando que es perfecta, digna de toda confianza, recta, radiante, iluminadora, firme y totalmente justa. Puesto que la Biblia es “perfecta” ningún otro escrito es necesario.

La “Escritura” comprende tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. El apóstol Pablo declara que las Escrituras “. . . te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:15-17).

Si la Escritura es “Inspirada por Dios,” entonces no es de inspiración humana. Aunque haya sido escrita físicamente por los hombres, “nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” (2 Pedro 1:21).

Ningún escrito hecho por el hombre es suficiente para equiparnos para cada buena obra; solo la Palabra de Dios puede hacerlo. Además, si las Escrituras son suficientes para equiparnos totalmente, entonces no se necesita nada más.

Colosenses 2 habla sobre los peligros que enfrenta una iglesia cuando se impugna la suficiencia de la Escritura, o cuando la Escritura es combinada con escrituras no bíblicas. Pablo advierte a la iglesia de Colosas, “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” (Colosenses 2:8).

Judas es aún más directo: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.” (Judas 1:3). Nótese la frase “una vez dada” Esto indica claramente que ningún otro escrito aunque venga del pastor más dedicado, o teólogo, o iglesia de cualquier denominación, puede reflejar o complementar la Palabra de Dios.

La Biblia contiene todo aquello que es necesario para que el creyente entienda el carácter de Dios, la naturaleza del hombre y las doctrinas del pecado, el cielo, el infierno y la salvación a través de Jesucristo.

IV.- APLICACIÓN

1.- ¿Qué es para ti la Biblia?

2.- ¿Cuál lugar ocupa la Palabra de Dios en tu vida diaria?

3.- Al tomar una decisión ¿piensas antes en lo que Dios opina en su Palabra?

4.- ¿Piensas que el violar los principios, mandamientos y estatutos bíblicos tendrá consecuencias malas en tu vida?

5.- ¿No te importa lo que Dios dice sino tus sentimientos, emociones o tus opiniones?

Predicador: José Amado Silvestre Marte

Lugar: San Antonio #3, Hato Mayor del Rey

Fecha: 06 de abril de 2014

Nota: La Introducción y la Conclusión fueron tomadas prestadas de fuentes en la Internet.