11 marzo 2013

Parábola de la fiesta de bodas

Texto: Mateo 22:1-14

I.- INTRODUCCIÓN

Debemos entender que las parábolas de Jesús apuntan al reino de Dios o de los cielos, no hablan de la Iglesia. Aunque la Iglesia puede sacar una enseñanza de ellas, fueron dichas con un propósito específico con la gente de la época de Jesús. Mantengamos claro en nuestra mente que la Iglesia está compuesta por gente que es parte del reino de los cielos, pero la Iglesia no es el reino de los cielos. ¡Cuidado al explicar las parábolas! No confundamos a las personas diciendo lo que Dios no dice.

 

II.- DESARROLLO

1.- En el versículo 2 el Señor está estableciendo una comparación para ilustrar a qué se parece el reino de los cielos. El reino de los cielos es la esfera de gobierno de Dios, tanto presente como futuro, espiritual como material. De inmediato Cristo inicia indicando que se parece a un soberano que hizo un banquete de bodas para su hijo; ya ustedes de entrada pueden ir entendiendo quién es el rey y quién el hijo.

2.- En el versículo 3 se nos señala que el rey envió a sus esclavos a llamar a los invitados, pero ellos no gustaron de ir, no tuvieron voluntad de ir.

3.- El versículo 4 dice que el soberano envió a otros esclavos para que les dijeran que desde temprano se había preparado la comida (posiblemente se refiriera a un desayuno o a un almuerzo), toros y animales engordados con grano han sido sacrificados, que todo estaba dispuesto y les dice ¡ven acá!

4.- Los versículos 5 y 6 nos muestran la forma en que actuaron de nuevo esas gentes: se desentendieron y se fueron unos a su labranza, otros a traficar y otros de manera agresiva echaron mano a los siervos, ejercieron violencia y abuso contra ellos hasta matarlos.

5.- En los versículos 7 y 8 se nos describe la reacción del soberano, del rey. El rey se enojó, envió sus tropas, destruyó a los homicidas y hasta su ciudad quemó.

Entonces dijo a otros siervos que la boda estaba preparada, pero que los que habían sido llamados no se la merecían, no eran los apropiados.

6.- Según el versículo 9 el rey les dijo que fueran a la plaza (lugar céntrico del cual partían los caminos) y que llamaran e invitaran a tantos como hallaran.

7.- El versículo 10 narra que los esclavos salieron por los caminos, reunieron a todos los que encontraron: a) dañinos, degenerados, culpables, delincuentes, moralmente malos, viciosos, perversos, criminales, malignos; b) buenos de carácter y moral, beneficiosos en sus efectos, honorables. La boda estuvo repleta de gente reclinada a la mesa, recostada a la mesa.

8.- Los versículos del 11 al 13 nos muestran una situación que se dio con uno de los invitados: a) El rey entra a inspeccionar y encuentra a uno que no tenía el manto exterior propio para la boda, b) Se le pone delante y le dice: Amigo ¿en qué forma pasaste a este lugar sin tener la ropa de boda? Entonces aquel hombre se quedó como si le hubieran puesto un bozal.

Era habitual para el anfitrión proveer a sus invitados la ropa adecuada. No usar el vestuario provisto mostraba una falta de respeto y de aprecio. Ninguna excusa verdadera podría ser ofrecida para que alguien no la usara ("él enmudeció").

Entonces el rey manda a sus esclavos que ataran a aquel hombre de pies y manos, lo excluyeran de la boda y lo pusieran en un lugar obscuro. Allí amarrado y en la obscuridad aquel hombre se lamentaría y crujiría sus dientes, sufriendo mientras los demás disfrutaban.

9.- En el versículo 14 el Señor dio una tremenda declaración: Hay abundancia de gente que es nombrada y llamada para la boda, pero diminuto y pequeño el número de los seleccionados o elegidos.

ALGUNAS ENSEÑANZAS

La provisión hecha para las almas perecederas en el evangelio, está representada por una fiesta real hecha por un rey, en ocasión del matrimonio de su hijo. Nuestro Dios misericordioso no sólo ha provisto el alimento, sino un festejo real para las almas que perecen de sus rebeldes criaturas. En la salvación de su Hijo Jesucristo hay suficiente y de sobra de todo lo que se pueda agregar a nuestro consuelo presente y dicha eterna.

Los primeros invitados fueron los judíos. Cuando los profetas del Antiguo Testamento no prevalecieron, ni Juan el Bautista, ni el mismo Cristo, que les dijo que el reino de Dios estaba cerca, fueron enviados los apóstoles y ministros del evangelio, después de la resurrección de Cristo, a decirles que iba a venir y persuadirlos para que aceptaran la oferta.

La razón del por qué los pecadores no van a Cristo y a la salvación por Él no es que no puedan, sino que no quieren. Tomarse a la ligera a Cristo y la gran salvación obrada por Él, es el pecado que condena al mundo. Ellos fueron indiferentes. Las multitudes perecen para siempre por pura indiferencia sin mostrar aversión directa, pero son negligentes acerca de sus almas.

Además, las actividades y el provecho de las ocupaciones mundanas estorban a muchos para cerrar trato con el Salvador. Campesinos y mercaderes deben ser diligentes, pero cualquiera sea la cosa del mundo que tengamos en nuestras manos, debemos poner cuidado en mantenerla fuera de nuestros corazones, no sea que se interponga entre nosotros y Cristo.

El ejemplo de los hipócritas está representado por el invitado que no tenía traje de boda. Nos concierne a todos prepararnos para el juicio; y los que, y sólo los que se vistan del Señor Jesús, que tengan el temperamento mental cristiano, que vivan por fe en Cristo y para quienes Él es el todo en todo, tienen la vestimenta para la boda.

La justicia de Cristo que nos es imputada y la santificación del Espíritu son, ambas, por igual necesarias. Nadie tiene el ropaje de boda por naturaleza ni puede hacérselo por sí mismo. Llega el día en que los hipócritas serán llamados a rendir cuentas de todas sus intrusiones presuntuosas en las ordenanzas del evangelio y de la usurpación de los privilegios del evangelio.

Echadlo a las tinieblas de afuera. Los que andan en forma indigna del cristianismo, abandonan toda la dicha que proclaman presuntuosamente. Nuestro Salvador pasa aquí desde la parábola a su enseñanza. Los hipócritas andan a la luz del evangelio mismo camino a la extrema oscuridad. Muchos son llamados a la fiesta de boda, esto es, a la salvación, pero pocos tienen el ropaje de la boda, la justicia de Cristo, la santificación del Espíritu. Entonces, examinémonos si estamos en la fe y procuremos ser aprobados por el Rey. (CMH)

III.- CONCLUSIÓN

-Lectura de Mateo 22:1-14

IV.- APLICACIÓN

- ¿Eres de los que son llamados pero de manera descuidada rechazan a Cristo?

- ¿Te importa el llamado de Dios o no significa nada para ti?

- ¿Estás vestido con la ropa provista por Dios o eres de los hipócritas que aparentan ser de Dios?

- Si el juicio de Dios fuera hoy: ¿Serías echado fuera a las tinieblas o estarías en las bodas de Cristo?

José Amado Silvestre Marte

10 de marzo de 2013

Culto Matutino

Parábola de la oveja perdida

Texto: Mateo 18:12-14 // Lucas 15:4-7

I.- INTRODUCCIÓN

Esta parábola también se encuentra en los evangelios de Mateo y de Lucas y vamos a ver algunos detalles por separado de cada pasaje.

El contexto no es igual en ambas porciones: En Mateo Jesús está contestando la pregunta de sus discípulos acerca de quién es el mayor en el reino de los cielos (Mateo 18:1) y en Lucas Cristo responde a la crítica de los fariseos y escribas de que Jesús recibía y comía con los pecadores (Lucas 15:2).

Por lo anterior, las conclusiones en ambos relatos son diferentes, porque contestan cuestiones diferentes. Uno habla sobre ser importantes, pero el otro habla de religiosos que no se creían pecadores. Aunque se usan ovejas en ambos relatos, su uso es diferente en ambos.

II.- DESARROLLO

A.- MATEO 18:11-14 Posición vs. Salvación

1.- Propósito de Cristo venir a la tierra: (v. 11) Ante la pregunta sobre quién es el mayor en el reino de los cielos, Jesús les da una respuesta que no parece concordar con la pregunta. Pero la lección es clara: Yo no he venido a repartir posiciones y lugares, yo he venido a salvar, proteger y tener misericordia con los que están muertos y destruidos. Aquí perdido no significa extraviado o que no aparece. ¿A quiénes se estaba refiriendo? A los muertos en delitos y pecados, perdidos espirituales. (Efesios 2:1)

2.- En el versículo 12 el Señor establece una comparación. Nos habla de un hombre que poseyendo 100 ovejas, es capaz de hacer un gran sacrificio para rescatar una que se había extraviado, que andaba vagando lejos del rebaño.

Es muy importante el no permitir a las ovejas descarriarse del rebaño, porque cuando anda por si mismas quedan sin ninguna protección. En tal condición, descarrían porque no tienen sentido de la localidad. Y si se extravían se les tiene que regresar.

La enseñanza aquí es la del amor por una sola oveja y la capacidad de hacer sacrificios por ella. Olvide la cantidad y no piense en el significado que hoy le dan algunos evangélicos al término "descarriada". Ubiquémonos en la época y la enseñanza de la parábola, que siempre tiene una sola enseñanza. Tampoco piense en que dejó 99 y con quién las habrá dejado, etc.

Este dueño de ovejas es capaz de dejar la comodidad de su casa por buscar una oveja en las montañas, soportar dolores e inclemencias del clima por buscar esa sola oveja. Los discípulos buscando preeminencia y posiciones, pero Cristo hablándoles de su propósito al venir a la tierra, abandonar la comodidad del cielo y sufrir por buscar una oveja perdida. Es hasta una porción profética.

3.- El versículo 13 nos habla de lo bien que se siente el dueño de la oveja cuando la encuentra. No es que no ame o cuide las otras 99, esas están seguras y cuidadas, su gozo procede de haber podido rescatar a la oveja perdida, la extraviada que vagaba expuesta a las fieras y al clima.

4.- Ahora, en el versículo 14, el Señor Jesús hace la aplicación espiritual de la parábola. Su interés no está en simples animalitos por más bonitos que se vean o por más productos que nos provean. Él estaba hablando de seres humanos y específicamente del niño que tenía entre sus brazos.

El Señor tampoco está hablando a la iglesia, primariamente está hablando a los israelitas, específicamente a sus líderes religiosos y políticos que lo tentaban (Mateo 10:6; 15:24). Claro que las parábolas tienen enseñanzas que debemos sacar para nuestros días.

En este versículo el Señor está diciendo que de la misma manera que hace el dueño de ovejas, al padre cuya morada es los cielos, no le agrada o no tiene la inclinación de corazón de que se destruya o perezca uno de los pequeñitos que tenía en frente de Él. Dios no está en este tiempo hablando de posición, está hablando de condición espiritual.

B.- LUCAS 15:4-7 Religiosos vs. Pecadores

1.- En el versículo 4 Jesús pone de testigos a los mismos que lo acusan con la expresión "de vosotros". La pregunta sería: ¿Cuál de ustedes que tiene cien ovejas, si hay una en peligro de muerte, no deja detrás en el desierto las 99 y va en dirección de la que está en peligro hasta que la halla?

Aquí la aclaración hay que hacerla con respecto al desierto. Un pastor en Israel nunca dejaría una oveja desprotegida a merced de fieras. Se dice que en Israel hay cadenas de cuevas en los desiertos y que los pastores acostumbran a utilizarlas como rediles temporales. Allí cubren las ovejas del clima, de fieras, de ladrones, etc. El dueño la dejaría en una de esas cuevas.

2.- El versículo 5 nos enseña que el propietario cuando encuentra la oveja perdida la carga para que descanse sobre sus hombros. Cuando una oveja se pierde, con frecuencia se echa y no camina; así que el pastor tiene que llevarla cargada junto a las demás. Aunque él podría estar cansado. Pero la actitud no es de recriminar al animalito, caerle a patadas, golpearla con una soga o amarrarla con ella, la felicidad lo hace ponerla a descansar sobre él.

3.- Pero el versículo 6 va más allá: El hombre está tan gozoso que cuando llega a su hogar convoca a los que lo aman y a los que viven cerca. El hombre habla y les pide que simpaticen alegremente con él por haber hallado su oveja que vagaba en peligro de perecer. La clave de la parábola es la referencia a gozo y alegría (vers. 5–6): el pastor se regocija primero consigo mismo y después con sus familiares y amistades.

Esa actitud parece extraña para nosotros, pero Israel siempre fue un país dedicado a la agricultura y al pastoreo de ovejas y cabras. El perder una oveja era algo que afectaba la economía de la persona aunque tuviera muchas más. Los pastores y los dueños de las ovejas y cabras llegaban a tener una relación muy cercana con esos animales por el tipo de cuidado que les daban.

4.- Tampoco aquí el énfasis está en los animales, es una analogía o comparación para sacar una enseñanza espiritual.

Jesús les dice que si un hombre es capaz de alegrarse por encontrar un animal, mucho más alegría, deleite (en calma) y gozo hay en los cielos (a veces se refiere a Dios mismo) por un pecador (extraviado) que se vuelve a Dios por un cambio en su forma de pensar (interior), que por aquellos que ya son (o se creen) justos y que no necesitan volverse a Dios (Lucas 15:10).

Esto es contrario a la enseñanza farisaica que decía: “hay alegría delante de Dios cuando los que le provocan perecen del mundo.” Al hablar de los pecadores en los Evangelios Sinópticos este término lo utilizan, con una cierta frecuencia, los fariseos, para denotar a los publicanos (cobradores de impuestos) y a las mujeres de mala reputación.

Jesús usa aquí ironía al referirse a los fariseos, que en todo se justificaban y que pensaban que no tenían necesidad de arrepentimiento. Por eso juzgaban a Jesús y lo criticaban por acercarse y comer con los que ellos consideraban pecadores. Ellos se creían dignos delante de Dios y los que no seguían sus reglas eran impuros.

III.- CONCLUSIÓN

Dios también te incluye en su plan de búsqueda, al igual que a las ovejas de Israel (1 Timoteo 1:15). Cristo es el buen pastor y dio su vida por buscar a los perdidos (Juan 10:11). No seas religioso, no te creas justo delante de Dios, no eres mejor que ninguno de los más perversos violadores y asesinos depravados (Isaías 53:6; Romanos 3:23; 5:12). Quizás externamente no manifiestas toda tu capacidad para cometer pecado, pero delante de Dios eres malvado, depravado y ofendes su santidad y ya estás bajo condenación (Juan 3:18).

Cristo no vino a dar posiciones ni a regodearse con los religiosos, Él vino a buscar ovejas que están en peligro de morir, de ser comidas por fieras diabólicas como Satanás. Cristo vino a buscar ovejas que están a merced de sus vicios, impotentes ante su propio pecado y sin la posibilidad de librarse por sí mismas.

IV.- APLICACIÓN

¿Eres de los religiosos que se creen muy buenos ante los hombres?

¿Eres de los que tienen sólo apariencia de piedad?

¿Eres de los que se acercan a la iglesia buscando posición y reconocimiento?

¿Eres de los que se sienten fracasados en el mundo y creen que en la iglesia van a sentirse realizados?

¿Te sientes perdido (a) e impotente para salir de tu actual estado de pecado y maldad?

¿Entiendes que si es así entonces no eres cristiano verdadero todavía?

Acude a Cristo, Él vino a buscar las ovejas perdidas. Las ovejas no lo buscan, Él las busca.

José Amado Silvestre Marte

03 de Marzo de 2013

Culto Nocturno

Parábola del espíritu inmundo que vuelve

Texto: Mateo 12:43-45 // Lucas 11:24-26

 

I.- INTRODUCCIÓN

Al igual que las dos anteriores, esta parábola también aparece en los evangelios de Mateo y Lucas, pero por ser prácticamente iguales los relatos, me quedaré en el relato de Mateo. Con la guía del Espíritu Santo hablaré de individuos que conviven con nosotros y entre nosotros, que sus vidas lucen bellas y encantadoras, que cantan y oran, pueden predicar el evangelio, pero que Dios tiene una opinión no buena de ellos.

Este relato fue motivado por la expulsión de demonios que Jesús había realizado anteriormente y que dio motivo a la discusión con los fariseos (vv. 22–42).

A diferencia de las dos parábolas anteriores, las de hoy no las presentaré como paráfrasis, sino de forma explicativa del texto aunque al final haga una aplicación de sus enseñanzas.

II.- DESARROLLO

1.- Lo primero que debemos ver, en el versículo 43, es que Jesús da por sentado que existe la posesión demoníaca. A los bautistas no nos gusta hablar mucho de este tema, pero es una realidad en el mundo espiritual y no podemos obviarla.

La expresión espíritu inmundo hace referencia a un ángel caído, seguidor de Satanás. Es un ángel moralmente sucio, lujurioso y maligno (Hechos 5:16; 8:7) y esas mismas características desarrolla la persona a la que viene a morar tal ser y a veces dar la impresión de locura.

Estos seres pueden morar en el cuerpo humano porque su misma naturaleza de espíritus es incorpórea y, por lo tanto, no están limitados por las leyes de la física. En un solo cuerpo pueden habitar miles de demonios (Marcos 5:9) Una legión era, en los tiempos de nuestro Señor, un ejército completo de infantería y caballería, de hasta 5 o 6 mil hombres.

2.- Lo segundo que aprendemos es que los demonios pueden salir de una persona, en especial ser echados fuera con el poder de Dios, tal como el Señor mismo hizo con el endemoniado gadareno y en este mismo capítulo versículo 22.

Pero el demonio o espíritu maligno no es destruido, él va haciendo un recorrido de lugar en lugar, visitando diferentes lugares secos.

Los demonios que son echados fuera de una persona comienzan a buscar reposo. Pero la idea en el original es que se preocupan por encontrar un lugar de refrigerio. Ellos comienzan a demandar un lugar en donde ya cese su búsqueda y su vagar, buscan un lugar de recreo. ¿Cuál lugar será ese?

3.- El versículo 43 termina diciendo que el espíritu inmundo no halla el reposo y descanso que desea. ¿En qué piensa de inmediato según el versículo 44?

Se dice a sí mismo que debe volver a su casa, a su morada, a su templo de donde había salido. Entonces me parece que los demonios sólo encuentran reposo, refrigerio y recreo en el cuerpo de un ser humano, su alimento está en el cuerpo y el alma humanos; fuera de ahí todo es árido y seco, sin alimento para ellos. ¿De qué se alimentan dentro del ser humano? ¿Cuál será su bebida y comida? ¡Medítelo!

Sigue diciendo el versículo 44 de cuando llega a la casa, al cuerpo humano que antes había abandonado por la razón que fue. ¿Sabe el demonio dónde vive la persona de la cual salió? ¡Claro que sí! Ellos están conscientes y al tanto de toda la realidad de ese ser humano en el cual viven. Ven lo que él ve, oyen lo que él oye, escucha lo que la persona habla, sabe a todos los lugares a donde va, conoce todos sus hábitos, pero no saben lo que piensa. No son omniscientes.

Dice además el versículo que el espíritu inmundo encuentra la casa desocupada, en descanso temporal, vacante y dispuesta a ser habitada otra vez. Encuentra la casa además barrida y cepillada; pero también la encuentra decorada, arreglada y ataviada. La idea total es que la casa está libre, ociosa, limpia y ornamentada hasta con lámparas. ¡Esta es la casa soñada por todo demonio!

Es decir, el demonio que había estado atormentando, ha sido expulsado y la persona estaba disfrutando temporalmente de una vida normal.

4.- Lo más penoso y en donde quiere Dios que usted medite y saque la lección mayor está en el versículo 45. Ahí está en mayor engaño en que ha caído mucha gente y en el cual Satanás desea que mucha gente siga, quizás usted es uno de esos engañados.

Cuando el espíritu inmundo ve su casa arreglada y vacía, va y se asocia y trae consigo a siete espíritus más malos que él, entran en la casa (persona) y residen de manera permanente en la tal persona. Como consecuencia de ello, el estado final de tal hombre viene a ser más malo y agravado que el primero.

Al finalizar la parábola, Cristo dice que a esta dañina, degenerada, calamitosa, enferma, culpable, viciosa, delincuente, diabólica, pecadora, perversa, criminal y maligna generación le sucederá igual que al tal hombre de la parábola.

La generación perversa corresponde al hombre de esta analogía. A diferencia del endemoniado, ciego y mudo que Jesús había sanado (vers. 22), el hombre, que hipotéticamente se describe aquí, termina en condiciones peores que antes de que el demonio fuera expulsado. De igual manera, el privilegio de aprender directamente de Jesús, debió haber sido una magnífica oportunidad para los judíos que le vieron y le oyeron para que hubieran obtenido la salvación. Pero los que le rechazaron, están sujetos a una mayor condenación porque le conocieron y escucharon su mensaje y no le aceptaron como el Mesías de Dios.

PREGUNTAS NECESARIAS

1.- ¿Quiénes tienen la casa barrida y adornada? En Mateo 12, Cristo reprende a aquellos quienes solamente lo seguían para ser testigos de los grandes milagros y maravillas:

En vez de responder a los milagros y maravillas espectaculares, Cristo se dirige a su necesidad de salvación. Muchas personas parecen tener sus vidas en orden. Son moralmente correctos, pero en realidad, no han confiado en Cristo como Señor y Salvador. Sus almas son “desocupadas” – eso es, el Espíritu Santo no vive en ellos. Entonces ellos están abiertos a la invasión demoníaca. Eso no puede ser cierto de aquellos quienes sus cuerpos son templos del Espíritu Santo (2 Corintios 6:16).

2.- ¿Son cristianos aquellos de quiénes salió el espíritu inmundo y luego vuelve?

La enseñanza colectiva de la Escritura es que los demonios nunca pueden habitar en un verdadero creyente.

Una implicación clara de 2 Corintios 6:15,16, por ejemplo, es que la habitación del Espíritu Santo nunca puede cohabitar con demonios:

a) La salvación trae verdadera libertad y protección contra Satanás (Colosenses 1:13).

b) Pablo dice que nosotros somos verdaderos conquistadores a través de Cristo, de manera abrumadora (Romanos 8:37). Dios nos da la victoria (1 Corintios 15:57).

c) Dios siempre nos dirige al triunfo (2 Corintios 2:14).

d) Hemos vencido al malo (1 Juan 2:13).

e) El habitar del Espíritu Santo es más grande que Satanás (1 Juan 4:4).

f) Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad (2 Corintios 3:17).

¿Cómo es que alguien puede afirmar esas verdades gloriosas, y creer que los demonios pueden habitar en los creyentes genuinos?

De acuerdo a 1 Pedro 1:5, cuando Cristo reina en la vida de una persona, esa persona es cuidada por el poder de Dios. Como resultado, “el maligno no le toca” (1 Juan 5:18). Cuando el Espíritu Santo vive en una persona, ningún demonio puede tener estadía allí como ocupante. La morada por los demonios es solamente evidencia de falta de una salvación genuina.

3.- ¿Qué nos muestra Dios en estos versículos? El que se saque un demonio de una persona no la hace cristiana, lo hace libre de ese demonio nada más. Una persona es cristiana cuando cree en Cristo Jesús como su Señor y Salvador. Una persona es cristiana cuando, al momento de creer, el Espíritu Santo viene a morar en ella. Una persona es cristiana cuando se arrepiente y convierte (Hechos 3:19).

III.- CONCLUSIÓN

-Repaso y resumen.

IV.- APLICACIÓN

¿En tu vida hay alguna opresión demoníaca?

¿En algún momento has sido habitación de un espíritu inmundo?

¿Eres un simple moralista religioso?

¿Tú casa espiritual está bella pero vacía del Espíritu Santo?

¿Te has arrepentido y convertido?

¿Es Cristo tu Señor y Salvador? Si no es así, debes arrepentirte y convertirte o tu vida está en serio peligro.

José Amado Silvestre Marte

03 de Marzo de 2013

Culto Matutino

Parábola de los muchachos en la plaza

Texto: Mateo 11:16-19 // Lucas 7:31-35

I.- INTRODUCCIÓN

Tratar esta parábola, aunque es corta, es un poco difícil en su desarrollo precisamente por los pocos datos que aporta, en comparación con otras del Señor Jesús. Su argumentación resulta difícil a menos que nos vayamos por las ramas y con datos intrascendentes al propósito de la misma o del estudio correcto de ella.

Aunque fue dicha a fariseos y religiosos que no pertenecían a la iglesia cristiana, tiene enseñanzas apropiadas para nuestros días, porque el ser humano sólo cambia en las manifestaciones de su naturaleza, pero no en su naturaleza misma, sólo Dios le cambia.

También trataré de hacer un enfoque histórico-gramatical de la misma y ver su aplicación para el mundo cristiano, todo bajo la guía o dirección del Espíritu Santo. Esta parábola aparece en los evangelios de Mateo y Lucas, vamos a ver las semejanzas y diferencias gramaticales en ambos lugares, pero la base será en el evangelio de Mateo.

II.- DESARROLLO

A.- MATEO 11:16-19

1.- En el versículo 16 leemos: ¿A qué (no quién) haré semejante la gente de este tiempo? Es parecida a los muchachitos (diminutivo) que están siempre en la plaza del pueblo o las calles y vociferan a otros miembros del clan o camaradas.

En Israel, al igual que en muchos lugares hoy, los niños de ambos sexos acostumbraban jugar en las calles, lo cual era una muestra de que el país estaba en paz, no había guerra.

2.- El versículo 17 lo podemos leer: Te tocamos flauta y no danzaste (haciendo fila), te hicimos lamento (fúnebre o lamento por alguien que sufre) y no te golpeaste el pecho en señal de dolor.

La idea es que ni estuvo conforme con una cosa, pero tampoco con la otra. Es el juego de los niños que, enojándose sin razón, rebaten todos los intentos de sus compañeros por complacerlos, o para que se unan a los juegos para los cuales acostumbraban reunirse.

3.- El versículo 18 dice: Llegó Juan que no comía en mesa o banquete ni bebía, y afirman repetidamente que tiene un ser demoníaco.

4.- En el versículo 19 leemos: Viene el Hijo del Hombre (nombre dado por los judíos al Mesías) que come y bebe a las mesas, y dicen miren un hombre glotón y bebedor de vino, amador de y amistoso con recolectores de impuestos y pecadores en general. La sabiduría es considerada limpia o inocente por medio de sus hijos (resultados).

Los judíos tenían que buscar una excusa para rechazar cualquier cosa que no se ajustara a su religión y sus interpretaciones. Nada los convencía: ni sanidades, ni resurrecciones, ni milagros en sentido general.

B.- LUCAS 7:31-35

1.- En el versículo 31 se nos enseña: ¿A qué compararé los hombres (no aparece en Mateo) de este tiempo y a qué son similares?

2.- El versículo 32 dice: Te tocamos flauta y no danzaste, te hicimos lamentos y no llorasteis a gritos.

3.- En el versículo 33 leemos: Porque vino Juan el Bautista que no comía pan ni bebía vino y repiten que tiene un ser demoníaco.

4.- Los versículos 34 y 35 son prácticamente iguales a los de Mateo 11, con la diferencia que el versículo 35 de Lucas agrega la palabra “todo”.

C.- PREGUNTAS NECESARIAS:

1.- ¿A qué o quiénes representan los muchachos en las calles? Cristo reflexiona en los escribas y fariseos que tenían un orgulloso concepto de sí. Las objeciones capciosas de los hombres mundanos son a menudo muy burlonas y demuestran gran malicia. Algo tienen que criticar de todos por excelente y santo que sea. Cristo, que era inmaculado, y apartado de los pecadores, aquí se presenta junto con ellos y contaminado por ellos. La inocencia más inmaculada no siempre será defensa contra el reproche.

Existen personas que nunca están conformes con nada. Un día están inconformes con una cosa, al día siguiente con la contraria, pero la idea es no dar su brazo a torcer. No tienen una doctrina específica, rechazan o absorben cualquier cosa.

2.- ¿Qué enseña Dios sobre esto a la iglesia hoy?

1.- La gente vive buscando excusas para no entregar su vida a Cristo, para no hacer de Él su Señor. La gente no toma con seriedad su destino eterno y vive jugando al cristiano, no sea uno de los muchachos de la calle.

2.- Debemos regir nuestras vidas por la Biblia y no por los deseos del corazón, por las emociones, los sentimientos y códigos que las personas han inventado para determinar quién es cristiano y quién no. No hay nada humano que satisfaga al hombre, sólo la Palabra de Dios llena y produce gozo al oírla y hacerla (Colosenses 2:8,23).

3.- Las filosofías humanas y las emociones y sentimientos son cambiantes, pero la Palabra de Dios es eterna (Marcos 13:31).

4.- La verdadera sabiduría es aquella que da como resultado una vida productiva y útil para Dios (Hechos 6:10; Colosenses 2:3; Santiago 3:17;

III.- CONCLUSIÓN

-Repaso

IV.- APLICACIÓN

- ¿Eres de los inconformes a los que nada satisface?

- ¿Eres de los que rigen o gobiernan sus vidas por las emociones y sentimientos?

- ¿Vives tu vida por lo que dice la Biblia o por las filosofías humanas y las propias tuyas?

- ¿Cuándo vas a dejar que Cristo te llene?

- ¿Eres de los sabios de Dios o de los supuestos sabios del mundo?

- ¿Eres cristiano (a)?

José Amado Silvestre Marte

24 de Febrero 2013

Culto Nocturno

Parábola de los dos cimientos

Texto: Mateo 7:24-29 // Lucas 6:47-49

I.- INTRODUCCIÓN

Esta parábola se encuentra en los evangelios de Mateo y de Lucas y vamos a ver algunos detalles por separado de cada uno, luego contestaremos algunas preguntas para sacar la enseñanza que ella contiene para nosotros.  Esta parábola está ubicada al final del Sermón del Monte y el Señor Jesucristo dice a sus oyentes lo que Él espera que hagan con las palabras escuchadas.

Hay dos palabras que deseo que ustedes fijen en sus mentes: hacer y obediencia; estas dos palabras son claves para entender y aplicar la parábola.

Vamos a ver un análisis histórico-gramatical para tener una mejor comprensión del texto, porque es una predicación expositiva y no temática la que Dios ha puesto en mi corazón.

II.- DESARROLLO

A.- MATEO 7:24-29

1.- La idea del versículo 24 es: Cualquiera que escucha con atención mis palabras y las practica o ejecuta, es semejante o parecido a un hombre o esposo cauto, sensato o cuerdo que construyó su casa familiar sobre una masa de roca, no sólo sobre una roca.

Debo aclarar, antes de continuar, que Palestina es un lugar en el cual abunda la roca y que es excelente para su construcción, sus habitantes de manera habitual y normal construían sobre roca y sería algo extraño para ellos el que alguien construyera sobre otro terreno.

2.- El versículo 25 nos expresa: Vino lluvia, hubo una inundación, los vientos respiraron duro y embistieron o se precipitaron contra la casa de la familia, la que no se postró o derrumbó ante esos vientos porque tenía como base y descansaba sobre una masa de roca.

3.- En el versículo 26 podemos leer: Pero aquel a cuyos oídos llegan estas palabras y no las trabaja o no las pone en práctica le veré parecido a un esposo o marido necio, cabeciduro o ignorante que construyó su morada o residencia familiar descansando en la arena amontonada en la playa.

4.- El versículo 27 nos declara: Vino lluvia, hubo una inundación, los vientos respiraron duro y se levantaron y dieron contra la casa de la familia, la cual pereció o derrumbó y fue enorme y hasta extraño su estrellamiento o caída.

5.- En el versículo 28 dice que: la gente que le escuchaba tuvieron un golpe mental (se quedaron atónitos), chocados o admirados por su instrucción o enseñanza.

6.- En el versículo 29 encontramos la razón: Jesús les instruía y ellos aprendían, a la manera de alguien que posee derecho a hablar, conforme a la ley (un magistrado), como el dueño (una libertad para actuar dada por Dios) y no como los escribas que dependían de la autoridad de los fariseos o saduceos para hablar.

B.- LUCAS 6:47-49

1.- El versículo 47 dice: Todo aquel que se me acerca y oye mi propuesta, mi razonamiento o doctrina y lo ejecuta, les ejemplificaré a quien se parece.

2.- El versículo 48 se puede leer: Se parece a un varón que al construir su casa familiar o morada hurgó y profundizó y puso su cimiento sobre una masa rocosa, vino un río lleno (en Mateo ríos) rompiendo, pero no tuvo fuerzas para estremecerla o hacerla temblar, porque estaba colocada su base sobre una masa rocosa o peña.

3.- En versículo 49 leemos: Pero el que escuchó y no practicó, produjo o encaminó se parece o es como el que construyó su morada o casa familiar descansando o encima sobre el suelo duro (en Mateo arena) sin cimientos, sobre la cual el río dio con ímpetu y se cayó o derrumbó y fue enorme como fue arrancada y fragmentada la morada.

C.- PREGUNTAS NECESARIAS:

1.- ¿Qué representan los vientos y los ríos? Los problemas, afanes de la vida, tentaciones, situaciones de tristeza, estrés, presiones de grupo, deseos de la carne, deseos de los ojos y vanagloria de la vida.

2.- ¿Qué representan los dos tipos de suelo? Dos estilos, filosofías, creencias, doctrinas o formas sobre los cuales se edifica la propia casa o vida individual.

3.- ¿A quién representan estos dos tipos de hombres? A los que se acercan a Jesús y tienen actitudes diferentes ante su doctrina: A los que obedecen la Palabra de Dios y a los que la escuchan y no la obedecen. A los hacedores y a los habladores o teóricos (Santiago 1:22). A los que tienen la Biblia como su guía para cada aspecto de la vida y a los que viven de sus emociones o sentimientos. A los que tienen fe y la viven y a los que dicen que tienen fe pero no la muestran en su vida diaria (Santiago 2:14,20,22).

4.- ¿Son ambos hombres hijos de Dios? No pueden serlo, porque uno permanece inamovible y vence los vientos y ríos y el otro sufre ruina (se fragmenta, despedaza, es arrastrado). Un verdadero hijo de Dios nunca sufre ruina, no puede perder la vida eterna. Cristiano e hijo de Dios son sólo los que obedecen a Cristo; eso significa la palabra cristiano: uno que sigue las enseñanzas de Cristo. El que no obedece la Palabra de Cristo no le ama y por lo tanto no es cristiano, no es salvo (Juan 14:23,24).

5.- ¿Cuál enseñanza podemos sacar para hoy? En las iglesias hay verdaderos cristianos y también los que se dicen ser cristianos.

La vida cristiana no es teorías, palabras, discusiones doctrinales estériles, es mucho más, es un estilo de vida, es aplicar la Biblia a todo aspecto de la vida, es cada día tener un carácter más parecido al de Cristo, es predicar la Palabra de Dios tal como Él la inspiró y diciendo lo que Él dice.

Es necesario escuchar pero también hacer, el prudente no es el que sólo oye, es el que también hace. El necio es el que oye el evangelio (todo el Nuevo Testamento) y luego va y hace otra cosa, no obedece a Cristo, vive de espaldas a Cristo y es rebelde, no da crédito a lo que el Señor dice.

III.- CONCLUSIÓN

-Repaso resumido.

IV.- APLICACIÓN

-¿Cuál tipo de terreno es tu corazón? ¿Es arena o tierra suelta o roca sólida?

-¿Tu cristianismo está fundamentado en las palabras de Cristo o en filosofías y huecas sutilezas?

-Si los vientos y ríos de la vida te golpearan hoy ¿permanecerías firme o serías abatido y despedazado?

-¿Eres un verdadero cristiano o estás perdido sin Dios y sin esperanza?

José Amado Silvestre Marte

24 de Febrero de 2013

Culto Matutino