30 agosto 2013

Buscando nuestras raíces.

 

Texto: Hechos 2

Tema: La vida en la iglesia primitiva

 

 

Propósito: Que los hermanos entiendan cómo fueron los inicios de la Iglesia Cristiana y cuánto nos parecemos o diferenciamos.

 

I.- INTRODUCCIÓN

                Mucho se habla del término “iglesia primitiva”, de la vida de los primeros cristianos, de cómo debe vivir la iglesia actualmente y otras consideraciones; pero muy pocos se detienen a ver lo que la Biblia dice al respecto. Pienso que todos debemos estudiar con más detenimiento el libro de Los Hechos y analizar este tema bajo la dirección del Espíritu Santo. Debo aclarar que no todo lo que hizo la iglesia primitiva fue bueno o aprobado por Dios y que no todo lo que hicieron los primeros cristianos es para que la iglesia lo haga hoy.

 

II.- DESARROLLO

 

1.- De un solo ánimo: (2:1) No sólo estaban juntos, eran de un mismo corazón. El lugar en que estaban era el aposento alto (1:13).

 

2.- Llenos del Espíritu Santo: (2:4) Controlados por el Espíritu Santo. Uno es controlado por aquello de lo que está lleno.

 

3.- Hablaron la Palabra de Dios: (2:4) Un resultado de ser llenos del Espíritu Santo fue el hablar la Palabra de Dios, no eran cosas sin sentido, eran idiomas conocidos por los presentes (2:40).

 

4.- Tenía firmeza doctrinal: (2:42) Seguían las enseñanzas de los apóstoles, se dedicaban a ellas. La firmeza doctrinal es un fundamento para el crecimiento y la madurez.

 

5.- Tenían firmeza relacional: (2:42) Era algo de doble vía, de lo contrario no hay comunión. Es compañerismo para animarse y ayudarse.

 

6.- Eran firmes en el compartir: (2:42) A ciencia cierta no se sabe si era el pan de la Santa Cena o era que comían juntos sus alimentos. En 2:46 la idea sí es el compartir los alimentos, dar a otros para satisfacer su necesidad.  Note que era con alegría y sencillez de corazón, no era por obligación o tomando poses para sacar ventajas.

 

7.- Eran firmes en el orar: (2:42) Tenían y buscaban la intimidad con Dios, el tener relación con Dios. Era oración individual y como un cuerpo. Es bueno aclarar que, durante cierto tiempo, los cristianos judíos continuaron yendo a la oración en el templo y en las sinagogas.

 

8.- No tenían egoísmo: (2:44,45) Se conocían y conocían sus necesidades y las suplían. No eran que habían vendido todo, era disposición para deshacerse de cualquier bien para ayudar a un hermano o hermana.

 

9.- Eran firmes en el congregarse: (2:46) Cada día siguieron yendo al templo en Jerusalén mientras se lo permitieron y a las sinagogas. Se reunían también en las casas de los hermanos.  No eran cristianos de domingos.

 

10.- Alababan a Dios: (2:47) Su relación era tanto horizontal como vertical. Relación unos para con otros y para con Dios. Era una vida equilibrada.

 

 

III.- CONCLUSIÓN

                El resultado de su estilo de vida lo vemos en los versículos 41, 43 y 47:

 

1.- Conversiones y bautismo: 41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.

2.- Temor, maravillas y señales: 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles.

3.- Alabanzas a Dios, favor del pueblo y Dios añadiendo salvados a la iglesia: 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.


IV.- APLICACIÓN

-          Con todo lo imperfecta que fue la iglesia primitiva, su estilo de vida es más deseable que el de la iglesia actual.

-          Debemos retornar a nuestras raíces y ver cuánto nos hemos distanciado de los primeros cristianos, tanto para bien y/o para mal.

-          El estilo de vida detallado en Hechos 2 es digno de ser imitado; de esa manera seremos mejores de que somos a este día.

 

 

Predicador: José Amado Silvestre M.

Lugar: Templo Central, Hato Mayor del Rey

Fecha: Domingo 11 de agosto; culto matutino