11 enero 2017

Lo que me enseña la Gracia de Dios

Texto: Tito 2:11-14

Tema: El vivir en la Gracia de Dios

Título: Lo que me enseña la Gracia de Dios

I.- INTRODUCCIÓN

El apóstol Pablo dejó a Tito en la isla griega de Creta con dos encomiendas específicas: completar algunas cosas que faltaban en la iglesia y establecer ancianos. En el capítulo especifica las características que debían tener esos ancianos y las razones para ello; en el capítulo dos detalla el comportamiento que deben tener los hombres y mujeres de diferentes edades y termina con los esclavos.

A partir del versículo 11 da la razón por la cual cada persona debe comportarse de la manera que anteriormente detalla: la Gracia salvadora de Dios. El apóstol dice que la gracia salvadora de Dios ha llegado a ser visible a todos los hombres, esa gracia que salva y que estuvo en figura en el Antiguo Testamento ahora brilla y se muestra de manera clara para ser conocida por todos los hombres.

Dios nos manda a predicar, proclamar y anunciar el evangelio, una buena nueva, una buena noticia que dice que por su gracia Dios salva. Las noticias son para manifestarlas, para darlas a conocer y mientras más la sepan mejor. El evangelio habla de la gracia salvadora de Dios por medio de Cristo para todo el que cree en Él.

El versículo 11 no habla de que todos los hombres son salvos, habla de que todos los hombres saben que existe la gracia de Dios que es para salvación, no dice que se ha manifestado para salvación para todos los hombres, si no que se ha manifestado para salvación a todos los hombres.

En el versículo 12 inicia diciendo que esa gracia salvadora o que salva nos enseña, entrena, disciplina, educa y corrige. Vamos a ver qué enseña la gracia:

II.- DESARROLLO

Hay una parte negativa en la enseñanza de la gracia.

1.- Renunciar a la impiedad: (v. 12) Debemos contradecir, decir no, negarnos a, rehusarnos a todo lo que se oponga a la persona de Dios, desafíe a Dios, menosprecie a Dios, desafíe las leyes de Dios, maldad, iniquidad.

2.- Renunciar a los deseos mundanos: (v. 12) Debemos contradecir, decir no, negarnos a, rehusarnos a todo deseo intenso, toda codicia, concupiscencia y pasión por lo terrenal, todo lo que se opone al espíritu, lo material (1 Juan 2:15,17).

La vida cristiana siempre ha sido una vida de renuncia, de tomar su cruz, de negarse a sí mismo (Mateo 10:38; Marcos 8:34). Con el tiempo esos temas han ido despareciendo de muchos púlpitos y las predicaciones son historias, vivencias del predicador, oraciones y frases sueltas sin enseñar lo que dice el texto bíblico.

Hay una parte positiva en lo que nos enseña la gracia de Dios.

3.- Vivir de manera sobria: (v. 12) Siglo significa era, época, tiempo, edad. Sobrio es templado, dominio propio, mente cabal, gobierno de las pasiones y deseos (1 Pedro 4:7,8). Para ello es necesario ser llenos del Espíritu Santo (Efesios 5:18).

4.- Vivir de manera justa: (v. 12,14) De acuerdo a lo que es recto, haciendo lo correcto, lo que es bueno. Relacionado con la santidad (1 Pedro 1:15,16). Tiene que ver con vivir diferente a los demás, como alguien llamado por Dios para su gloria y servicio.

5.- Vivir de manera piadosa: (v. 12) Ser reverentes, en adoración y alabanza a Dios, tener temor de y a Dios, respeto por Dios y las cosas santas (1 Timote 6:3-6).

6.- Aguardando el regreso de Cristo: (v. 13) Esperar con confianza y paciencia, aceptar que Cristo volverá por su iglesia (1 Tesalonicenses 4:16). Esperanza aquí es esperar algo con anhelo, estar expectante. Bienaventurada significa dichosa, gloriosa, supremamente bendecido. Gloriosa es honrosa, brillante, muy aparente.

III.- CONCLUSIÓN

No se quien ha enseñado que una persona salvada por la gracia de Dios puede vivir como bien le parezca y que Dios estará conforme y contento con su estilo de vida.

No se donde enseña la Biblia que una persona que ha sido tocada por la gracia salvadora de Dios tiene permitido vivir de forma mundana, de acuerdo con sus deseos, emociones y sentimientos, sin tomar en cuenta a Dios.

Estar seguro de la salvación no es permiso para vivir pecando, estar seguro de la salvación es creer que a todo el que cree en Cristo, al que se arrepiente y se convierte Dios lo hace una nueva creación, ahora tiene una vida nueva (2 Corintios 5:17). En Cristo lo que vale es la nueva creación (Gálatas 6:15).

Pienso que el 2017 es un año decisivo para el pueblo de Dios, para la Iglesia. Hay muchos incrédulos e impíos en las iglesias que piensan que son salvos, pero están perdidos, engañados por un evangelio que no es tal, es más una mala noticia porque no habla en contra del pecado, no habla de santidad, de vivir en obedicncia a Dios, sujetos a la Palabra de Dios.

Muchos sólo hablan de Cristo como salvador, de su amor, de su misericordia pero no hablan de que también es el Señor, el soberano del universo y no quieren someterse a Él.

III.- APLICACIÓN

Revisa tu vida a ver si estás viviendo conforme a lo que enseña la gracia de Dios que se ha manifestado para salvación. Su llamado es a renunciar a la impiedad, a los deseos mundanos, a vivir sobriamente, justamente y piadosamente.

Si tu vida no se adapta a lo que enseña la gracia que es para salvación, entonces no has sido salvado, debes arrepentirte y convertirte creyendo en Cristo y entregando tu vida a Él.

Predicador: José Amado Silvestre Marte

Lugar: Templo Central, Hato Mayor del Rey

Fecha: domingo 08 de diciembre de 2017, culto matutino